Proceso Artesano

Hay seis características que diferencian nuestras cervezas sobre las demás. Nuestras maltas, los lúpulos, levaduras seleccionadas, la maduración, los aromas y por último, el cariño, dedicación y buen hacer de nuestros maestros cerveceros.

Desde 2012, elaboramos cervezas Premium de forma artesanal, cuidando al máximo todos los detalles, para obtener una cerveza 10.

1. La molienda: El molido de la malta se efectúa justo antes de ponernos a la producción de la cerveza, para que el grano este lo más fresco posible. En este proceso molemos el grano, para obtener una mezcla de harina con pedazos de grano y las cascara de este.

vagaje

2 .El macerado: La molienda que hemos obtenido anteriormente, se mezcla con agua caliente, 3 partes de agua, por cada una de malta. Esta mezcla se remueve lentamente durante una hora o más a distintas temperaturas, consiguiendo así distintos matices en el producto final. En el macerado se extraen los azucares del cereal, que después son el alimento para las levaduras en la fermentación.

Macerado

3. Filtrado: En este punto de la elaboración se separa el grano del mosto. Se pasa todo lo que hemos macerado, en el paso anterior, a una olla con rejilla. La rejilla nos separa el grano del mosto.

separado

4. Hervido: El mosto obtenido anteriormente, es llevado a punto de ebullición y en este momento se le añade el lúpulo que estará hirviendo unos 90 minutos. Tras el hervido el mosto se enfría esta los 20 grados y se lleva al fermentador.

herbido

5. Fermentación: Nuestras queridas levaduras entran en acción, estas son añadidas al mosto y las dejamos trabajar durante una semana, hasta que han transformado los azucares en alcohol.

 

6. Embotellado: Actualmente en cervezas Badúm, embotellamos en botellas de 33, 75 y 150cl. Aparte disponemos también de barriles ecológicos (disminuyen un 70% el consumo de agua, pesan 5kg menos que los tradicionales) de 30 litros. Tras el embotellado, la cerveza esta lista para la segunda fermentación el botella.

embotellado

7. Maduración:  Durante el proceso de maduración, se permite que todo se repose, se ralentice y madure. Se necesita algo de reposo para que todos los ingredientes consigan el equilibrio y la consistencia de sabor que exigen los maestros cerveceros para el perfecto sabor de las cervezas Badúm.